Voces de la VIDA ETERNA

A la memoria del autor JOSÉ NEULIST – QPD – – Como contactar seres queridos que viven en el mas allá

“LA CONCIENCIA SOBREVIVE A LA MUERTE FISICA”. Más testimonios.

“La medicina oficial considera que la conciencia es un producto del cerebro y por lo tanto desaparece cuando desaparecen las funciones cerebrales. ¡Pero la realidad y mi experiencia lo desmienten! Estos enfermos con sus EDM (Experiencias Después de la Muerte) demuestran que hay conciencia después de la muerte y la tenían cuando ya estaban clínicamente muertos y sus funciones cerebrales eran inexistentes”.
 Dr. Pim Van Lommel, médico cardiólogo; investigador de experiencias después de la muerte (EDM)

_____________________________________________________________________

“Si nuestra personalidad sobrevive, es estrictamente lógico y científico suponer que retiene la memoria, el intelecto y otras facultades y conocimientos que adquirimos en este mundo”.
Thomas Alva Edison (1847 – 1931) Inventor norteamericano.

_____________________________________________________________________

“Los parientes y amigos que han pasado a otro estado de conciencia no te olvidan. Están más a tu disposición en ese estado que cuando vivían en la Tierra. Muy a menudo vienen a observar tus vibraciones. Al mismo tiempo, no porque se los llame el espíritu dejará todo para ponerse en contacto contigo. Ellos tienen el libre albedrío y lo utilizan como en la tierra”.
James van Praagh. “Hablando con el cielo”. Editorial Atlántida.

_____________________________________________________________________

“La esencia de una persona deja el cuerpo, como lo hace una mariposa al dejar su crisálida”.
Mabel Rowland (1942) Medium, EE.UU.

_____________________________________________________________________

“No sólo creo que hay vida después de la muerte, sino que lo sé, tenemos datos suficientes verificables y es importante compartir este conocimiento con la gente”. 
Elizabeth Kübler-Ross. Médica psiquiatra, autora de “La rueda de la vida” y “La muerte un amanecer” entre otros.

_____________________________________________________________________

“A la luz de la conciencia, todo vive. No hay principios ni finales. Estos no son más que fabricaciones de la mente. Las moléculas se disuelven y desaparecen, pero la conciencia sobrevive a la muerte de la materia en la cual se aloja”.  
Deepack Chopra, científico, médico y maestro espiritual.

_____________________________________________________________________

“Experimentadores de todo el mundo, durante más de cincuenta años han estado grabando voces paranormales en cintas magnetofónicas. Muchos de esos mensajes afirman que provienen de seres amados fallecidos; no producen sólo ruidos o palabras sueltas, sino que dicen también el nombre del experimentador y responden a preguntas que se les hacen”. 
Víctor Zammit. Abogado e investigador. Autor de “El caso de la vida después de la muerte”.

_____________________________________________________________________

“Claro que nosotros también, en esta tierra, tenemos el deseo de comunicarnos con ellos, pero en la mayoría de los casos son ellos quienes toman la iniciativa para ayudarnos. La vida continua y la muerte no existe realmente”. 
Francois Brune. Sacerdote católico francés. Transcomunicador e investigador.  Autor de “Los muertos nos hablan”.

_____________________________________________________________________

“Puedo afirmar que la vida continúa en otra dimensión. Lo he comprobado yo mismo al reunir más de un millar de transcomunicaciones realizadas con diferentes interlocutores: mi padre don José, mi mamá Isabel, otros familiares y algunos amigos que dejaron este plano de existencia. Todos mis seres queridos que habitan el mundo espiritual conservan intactos sus recuerdos y afectos terrenales. Conocen nuestros nombres y sobrenombres. Están al tanto de los acontecimientos históricos y políticos ocurridos en este planeta -antes y después de su partida física- y responden con precisión a nuestras preguntas. Nos envían mensajes coherentes que quedan registrados en computadoras, grabadores, teléfonos y otros aparatos electrónicos, usando las técnicas de la transcomunicación instrumental”.

José Neulist

Transcomunicador y autor del libro argentino sobre la TCI “¡HOLA DON JOSÉ! DIÁLOGOS CON MI PADRE QUE VIVE EN EL MÁS ALLÁ.

_____________________________________________________________________

Las que siguen son algunas transcomunicaciones grabadas en el CD que acompaña mi libro (para escucharlas hacer clic sobre las respuestas subrayadas de color azul):

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Durante una transcomunicación muy reciente, quise saber si mi padre recordaba su oficio. Le pregunté:

– ¿Te acordás, papá, cuál era tu oficio en el mundo terrenal? 

Una vez más, la pregunta fue respondida certeramente. Dijo con claridad:

CARPINTERO

Sí, carpintero… ¡y de los buenos!

  • En otra ocasión quise saber si mi amigo José Infantino, que ya había iniciado su evolución espiritual, recordaba el nombre de la agencia de publicidad y receptoría de avisos donde trabajábamos. Y con absoluta precisión me respondió:

PEN ERA

  • Esa misma noche transcomuniqué otra vez con mi amigo para pedirle un consejo o ayuda para resolver un tema comercial. Y su breve respuesta fue:

CALMA

Esa palabra por sí sola bastó para que mis pensamientos fluyeran con el rumbo correcto.

  • En una oportunidad, con mi hermano Alberto nos disfrazamos durante el carnaval barrial con trajes de raso, de varios colores y con lentejuelas, que nos habían confeccionado mi mamá y mi abuela Ana. Una vez la pregunté a mi mamá, en una transcomunicación, si recordaba de qué nos habíamos disfrazado.

Sí, se acordaba perfectamente y respondió con su certidumbre habitual:

PIRATA 

  • En una de las transcomunicaciones con mi tía Eva le pregunté con quién estaba, y respondió nombrándola a su hermana Ana, quien falleciera muchos años después que ella.

ANA

Para mí fue más que suficiente. Por esa única palabra supe que están juntas en la otra dimensión.

  • Hice contacto con don José para pedirle, una vez más, que me dé evidencias respecto de la otra vida y, especialmente, en relación con el probable reencuentro son sus seres queridos:

– Querido papá, estoy publicando tus testimonios. ¿Con quién estás?

MI PAPÁ / ANA

Indudablemente, don José estaba junto a su padre, el abuelo Esteban, y su hermana Ana.

  • En mi primera transcomunicación con el abuelo Juan, le pregunté:

– ¿Te acordás abuelo, qué hermoso regalo nos hiciste cuando aún éramos chicos Alberto y yo?

BICICLETAS

Juan, sin titubear, como si estuviera cantando, dijo que nos había regalado las bicicletas que tanto habíamos soñado Alberto y yo.

  • En otra transcomunicación relacionada con la llamada Revolución Libertadora de 1955, le pregunté a mi padre:

– ¿A qué país limítrofe huyó Perón al producirse el golpe?

PARAGUAY

Sí. Correcto. Juan Perón renunció a la presidencia de la Nación y el 20 de setiembre por la mañana pidió asilo en la Embajada de Paraguay, embarcándose en una cañonera militar de ese país, gobernado con mano dura por el general Alfredo Stroessner.

  • Pregunté en una transcomunicación, esta vez realizada con mi madre:

– ¿Te acordás mamá qué vehículo compré con los ahorros que vos, mes a mes, separabas de mis ingresos?

MOTONETA

¡Cuántas satisfacciones tuve con mi motoneta durante esos años de trabajo, pero también de sana diversión y esparcimiento!

  • Durante un período muy convulsionado, tuve que cumplir con el servicio militar, que aún era obligatorio en la Argentina. En una transcomunicación con mi padre le pregunté si aún recordaba dónde quedaba el cuartel al que me habían destinado. Me contestó puntualmente:

ZAPALA 

  • Sentí una enorme alegría cuando me dieron de baja y pude retomar mi trabajo en Hopkins Publicidad, una de las agencias de publicidad más importantes de aquella época.

Nuevamente, don José, recordó en una transcomunicación lo bien que me iba en ese lugar. Certificó:

YA GANABAS MUCHA PLATA 

  • Transcomuniqué otra vez con él:

– ¿Te acordás, querido papá, el color del auto cero kilómetro que pude comprar cuando trabajaba en Ricardo De Luca -otra de las agencias de publicidad de aquellos años llamadas “grandes”, en la que comencé a trabajar en 1970- ?

ERA BLANCO

Mi padre respondió al instante. Evidentemente conservaba su memoria intacta en el más allá.

  • En una nueva comunicación electrónica con don José, le pregunté sobre la salud de mi madre y él recordó con precisión la gravedad de su enfermedad. Sintetizó en su respuesta:

CORAZÓN 

  • Cuando le pregunté a mi padre sobre la presidencia de Galtieri, respondió  también sintéticamente, con una sola palabra, que me hizo recordar esa desgraciada época de la política Argentina:

FALKLAND

  • La junta militar de turno llamó a elecciones para el 30 de octubre de 1983. Le pregunté a mi padre:

– ¿Me podés decir el nombre del radical que asumió en 1983?

GANARON. ALFONSÍN

Fue tal como respondió papá. Volvió la democracia a la Argentina, de la mano del candidato de la Unión Cívica Radical, Raúl Alfonsín, quién derrotó al del peronismo, Italo Argentino Luder.

  • En una nueva transcomunicación pregunté:

– ¿Te acordás, papá? Tu nieta mayor, Laura Patricia, se casó muy joven y en 1988 fuiste bisabuelo. ¿Me podés dar el nombre de tu bisnieta?

ELIANA

Y agregó:

ESTÁ EMBARAZADA

No sólo la nombró a su bisnieta sino que también afirmó que ella estaba embarazada. Efectivamente, así fue. Ella había cumplido 21 años, se casó y estaba embarazada de 8 meses al momento de escribir mi libro. ¡Y don José lo sabía!

  • Como lo hago habitualmente, en esta ocasión también le pregunté a mi papá si él me veía y, en tal caso, que me dijera cuál era el color de la remera que llevaba puesta en ese momento. Contestó sin dudarlo:

ES GRIS… ¡TODO!

¡Fue emocionante! Él estaba allí, viéndome y confirmando que no solo mi remera era de color gris, sino también lo era el resto de mi vestimenta cuando dijo “¡TODO!”. Justamente llevaba puesto, además de la remera gris, pantalón corto, medias y zapatillas grises. ¿Casualidad?

  • A comienzos de 2009 quise saber si mi padre, que había dejado su vida terrenal en mayo de 2000, estaba al tanto de los históricos cambios políticos que se sucedieron en el mundo después de su partida. Y le pregunté:

– ¿Quién es el presidente actual de los Estados Unidos?

Su respuesta fue exacta como siempre:

OBAMA

Ciertamente, Barack Obama, el primer presidente negro de los Estados Unidos, había asumido el 20 de enero de 2009. ¿Cómo pudo saber mi padre de la existencia de este político, si cuando él emprendió su viaje al más allá Obama ni siquiera era un personaje conocido en su propio país, y mucho menos en la Argentina?

  • Disfrutábamos de nuestro placentero viaje de regreso. El avión iba repleto de pasajeros, en su gran mayoría turistas de habla inglesa. Un fuerte murmullo se añadía al ruido de las turbinas. Sin duda, no estaban dadas las mejores condiciones para realizar una transcomunicación, pero intuitivamente supe que debía hacerlo. Una vez más hice la invocación a don José, solicitándole un testimonio acerca de su probable presencia espiritual allí, acompañándonos. Y dio su testimonio, tal como se lo había pedido:

PUBI, TE QUIERO… ¡MUCHO!

Como siempre, mi padre estaba allí conmigo, en esencia y con todos sus conocimientos, sentimientos y recuerdos indemnes. Con su timbre de voz y acento inconfundibles, respondiendo de nuevo a mis preguntas, llamándome además por mi apodo.

_____________________________________________________________________