Voces de la VIDA ETERNA

A la memoria del autor JOSÉ NEULIST – QPD – – Como contactar seres queridos que viven en el mas allá

“LA CONCIENCIA SOBREVIVE A LA MUERTE FISICA”. Más testimonios.

“La medicina oficial considera que la conciencia es un producto del cerebro y por lo tanto desaparece cuando desaparecen las funciones cerebrales. ¡Pero la realidad y mi experiencia lo desmienten! Estos enfermos con sus EDM (Experiencias Después de la Muerte) demuestran que hay conciencia después de la muerte y la tenían cuando ya estaban clínicamente muertos y sus funciones cerebrales eran inexistentes”.
 Dr. Pim Van Lommel, médico cardiólogo; investigador de experiencias después de la muerte (EDM)

_____________________________________________________________________

“Si nuestra personalidad sobrevive, es estrictamente lógico y científico suponer que retiene la memoria, el intelecto y otras facultades y conocimientos que adquirimos en este mundo”.
Thomas Alva Edison (1847 – 1931) Inventor norteamericano.

_____________________________________________________________________

“Los parientes y amigos que han pasado a otro estado de conciencia no te olvidan. Están más a tu disposición en ese estado que cuando vivían en la Tierra. Muy a menudo vienen a observar tus vibraciones. Al mismo tiempo, no porque se los llame el espíritu dejará todo para ponerse en contacto contigo. Ellos tienen el libre albedrío y lo utilizan como en la tierra”.
James van Praagh. “Hablando con el cielo”. Editorial Atlántida.

_____________________________________________________________________

“La esencia de una persona deja el cuerpo, como lo hace una mariposa al dejar su crisálida”.
Mabel Rowland (1942) Medium, EE.UU.

_____________________________________________________________________

“No sólo creo que hay vida después de la muerte, sino que lo sé, tenemos datos suficientes verificables y es importante compartir este conocimiento con la gente”. 
Elizabeth Kübler-Ross. Médica psiquiatra, autora de “La rueda de la vida” y “La muerte un amanecer” entre otros.

_____________________________________________________________________

“A la luz de la conciencia, todo vive. No hay principios ni finales. Estos no son más que fabricaciones de la mente. Las moléculas se disuelven y desaparecen, pero la conciencia sobrevive a la muerte de la materia en la cual se aloja”.  
Deepack Chopra, científico, médico y maestro espiritual.

_____________________________________________________________________

“Experimentadores de todo el mundo, durante más de cincuenta años han estado grabando voces paranormales en cintas magnetofónicas. Muchos de esos mensajes afirman que provienen de seres amados fallecidos; no producen sólo ruidos o palabras sueltas, sino que dicen también el nombre del experimentador y responden a preguntas que se les hacen”. 
Víctor Zammit. Abogado e investigador. Autor de “El caso de la vida después de la muerte”.

_____________________________________________________________________

“Claro que nosotros también, en esta tierra, tenemos el deseo de comunicarnos con ellos, pero en la mayoría de los casos son ellos quienes toman la iniciativa para ayudarnos. La vida continua y la muerte no existe realmente”. 
Francois Brune. Sacerdote católico francés. Transcomunicador e investigador.  Autor de “Los muertos nos hablan”.

_____________________________________________________________________

“Puedo afirmar que la vida continúa en otra dimensión. Lo he comprobado yo mismo al reunir más de un millar de transcomunicaciones realizadas con diferentes interlocutores: mi padre don José, mi mamá Isabel, otros familiares y algunos amigos que dejaron este plano de existencia. Todos mis seres queridos que habitan el mundo espiritual conservan intactos sus recuerdos y afectos terrenales. Conocen nuestros nombres y sobrenombres. Están al tanto de los acontecimientos históricos y políticos ocurridos en este planeta -antes y después de su partida física- y responden con precisión a nuestras preguntas. Nos envían mensajes coherentes que quedan registrados en computadoras, grabadores, teléfonos y otros aparatos electrónicos, usando las técnicas de la transcomunicación instrumental”.

José Neulist

Transcomunicador y autor del libro argentino sobre la TCI “¡HOLA DON JOSÉ! DIÁLOGOS CON MI PADRE QUE VIVE EN EL MÁS ALLÁ.

_____________________________________________________________________

Las que siguen son algunas transcomunicaciones grabadas en el CD que acompaña mi libro (para escucharlas hacer clic sobre las respuestas subrayadas de color azul):

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Durante una transcomunicación muy reciente, quise saber si mi padre recordaba su oficio. Le pregunté:

– ¿Te acordás, papá, cuál era tu oficio en el mundo terrenal? 

Una vez más, la pregunta fue respondida certeramente. Dijo con claridad:

CARPINTERO

Sí, carpintero… ¡y de los buenos!

  • En otra ocasión quise saber si mi amigo José Infantino, que ya había iniciado su evolución espiritual, recordaba el nombre de la agencia de publicidad y receptoría de avisos donde trabajábamos. Y con absoluta precisión me respondió:

PEN ERA

  • Esa misma noche transcomuniqué otra vez con mi amigo para pedirle un consejo o ayuda para resolver un tema comercial. Y su breve respuesta fue:

CALMA

Esa palabra por sí sola bastó para que mis pensamientos fluyeran con el rumbo correcto.

  • En una oportunidad, con mi hermano Alberto nos disfrazamos durante el carnaval barrial con trajes de raso, de varios colores y con lentejuelas, que nos habían confeccionado mi mamá y mi abuela Ana. Una vez la pregunté a mi mamá, en una transcomunicación, si recordaba de qué nos habíamos disfrazado.

Sí, se acordaba perfectamente y respondió con su certidumbre habitual:

PIRATA 

  • En una de las transcomunicaciones con mi tía Eva le pregunté con quién estaba, y respondió nombrándola a su hermana Ana, quien falleciera muchos años después que ella.

ANA

Para mí fue más que suficiente. Por esa única palabra supe que están juntas en la otra dimensión.

  • Hice contacto con don José para pedirle, una vez más, que me dé evidencias respecto de la otra vida y, especialmente, en relación con el probable reencuentro son sus seres queridos:

– Querido papá, estoy publicando tus testimonios. ¿Con quién estás?

MI PAPÁ / ANA

Indudablemente, don José estaba junto a su padre, el abuelo Esteban, y su hermana Ana.

  • En mi primera transcomunicación con el abuelo Juan, le pregunté:

– ¿Te acordás abuelo, qué hermoso regalo nos hiciste cuando aún éramos chicos Alberto y yo?

BICICLETAS

Juan, sin titubear, como si estuviera cantando, dijo que nos había regalado las bicicletas que tanto habíamos soñado Alberto y yo.

  • En otra transcomunicación relacionada con la llamada Revolución Libertadora de 1955, le pregunté a mi padre:

– ¿A qué país limítrofe huyó Perón al producirse el golpe?

PARAGUAY

Sí. Correcto. Juan Perón renunció a la presidencia de la Nación y el 20 de setiembre por la mañana pidió asilo en la Embajada de Paraguay, embarcándose en una cañonera militar de ese país, gobernado con mano dura por el general Alfredo Stroessner.

  • Pregunté en una transcomunicación, esta vez realizada con mi madre:

– ¿Te acordás mamá qué vehículo compré con los ahorros que vos, mes a mes, separabas de mis ingresos?

MOTONETA

¡Cuántas satisfacciones tuve con mi motoneta durante esos años de trabajo, pero también de sana diversión y esparcimiento!

  • Durante un período muy convulsionado, tuve que cumplir con el servicio militar, que aún era obligatorio en la Argentina. En una transcomunicación con mi padre le pregunté si aún recordaba dónde quedaba el cuartel al que me habían destinado. Me contestó puntualmente:

ZAPALA 

  • Sentí una enorme alegría cuando me dieron de baja y pude retomar mi trabajo en Hopkins Publicidad, una de las agencias de publicidad más importantes de aquella época.

Nuevamente, don José, recordó en una transcomunicación lo bien que me iba en ese lugar. Certificó:

YA GANABAS MUCHA PLATA 

  • Transcomuniqué otra vez con él:

– ¿Te acordás, querido papá, el color del auto cero kilómetro que pude comprar cuando trabajaba en Ricardo De Luca -otra de las agencias de publicidad de aquellos años llamadas “grandes”, en la que comencé a trabajar en 1970- ?

ERA BLANCO

Mi padre respondió al instante. Evidentemente conservaba su memoria intacta en el más allá.

  • En una nueva comunicación electrónica con don José, le pregunté sobre la salud de mi madre y él recordó con precisión la gravedad de su enfermedad. Sintetizó en su respuesta:

CORAZÓN 

  • Cuando le pregunté a mi padre sobre la presidencia de Galtieri, respondió  también sintéticamente, con una sola palabra, que me hizo recordar esa desgraciada época de la política Argentina:

FALKLAND

  • La junta militar de turno llamó a elecciones para el 30 de octubre de 1983. Le pregunté a mi padre:

– ¿Me podés decir el nombre del radical que asumió en 1983?

GANARON. ALFONSÍN

Fue tal como respondió papá. Volvió la democracia a la Argentina, de la mano del candidato de la Unión Cívica Radical, Raúl Alfonsín, quién derrotó al del peronismo, Italo Argentino Luder.

  • En una nueva transcomunicación pregunté:

– ¿Te acordás, papá? Tu nieta mayor, Laura Patricia, se casó muy joven y en 1988 fuiste bisabuelo. ¿Me podés dar el nombre de tu bisnieta?

ELIANA

Y agregó:

ESTÁ EMBARAZADA

No sólo la nombró a su bisnieta sino que también afirmó que ella estaba embarazada. Efectivamente, así fue. Ella había cumplido 21 años, se casó y estaba embarazada de 8 meses al momento de escribir mi libro. ¡Y don José lo sabía!

  • Como lo hago habitualmente, en esta ocasión también le pregunté a mi papá si él me veía y, en tal caso, que me dijera cuál era el color de la remera que llevaba puesta en ese momento. Contestó sin dudarlo:

ES GRIS… ¡TODO!

¡Fue emocionante! Él estaba allí, viéndome y confirmando que no solo mi remera era de color gris, sino también lo era el resto de mi vestimenta cuando dijo “¡TODO!”. Justamente llevaba puesto, además de la remera gris, pantalón corto, medias y zapatillas grises. ¿Casualidad?

  • A comienzos de 2009 quise saber si mi padre, que había dejado su vida terrenal en mayo de 2000, estaba al tanto de los históricos cambios políticos que se sucedieron en el mundo después de su partida. Y le pregunté:

– ¿Quién es el presidente actual de los Estados Unidos?

Su respuesta fue exacta como siempre:

OBAMA

Ciertamente, Barack Obama, el primer presidente negro de los Estados Unidos, había asumido el 20 de enero de 2009. ¿Cómo pudo saber mi padre de la existencia de este político, si cuando él emprendió su viaje al más allá Obama ni siquiera era un personaje conocido en su propio país, y mucho menos en la Argentina?

  • Disfrutábamos de nuestro placentero viaje de regreso. El avión iba repleto de pasajeros, en su gran mayoría turistas de habla inglesa. Un fuerte murmullo se añadía al ruido de las turbinas. Sin duda, no estaban dadas las mejores condiciones para realizar una transcomunicación, pero intuitivamente supe que debía hacerlo. Una vez más hice la invocación a don José, solicitándole un testimonio acerca de su probable presencia espiritual allí, acompañándonos. Y dio su testimonio, tal como se lo había pedido:

PUBI, TE QUIERO… ¡MUCHO!

Como siempre, mi padre estaba allí conmigo, en esencia y con todos sus conocimientos, sentimientos y recuerdos indemnes. Con su timbre de voz y acento inconfundibles, respondiendo de nuevo a mis preguntas, llamándome además por mi apodo.

_____________________________________________________________________

 


 

 

NUESTROS SERES QUERIDOS DEL MÁS ALLÁ ESTÁN AL TANTO DE TODO LO QUE OCURRE EN ESTE MUNDO Y RECUERDAN SU PASADO TERRENAL.

Nuestros queridos invisibles del mundo espiritual conservan intactos sus recuerdos y afectos. Ellos están al tanto de todo lo que ocurrió en este plano de existencia terrenal antes y después de su partida. Lo testimonian así en sus transcomunicaciones:

…Mi madre no cocinaba por las noches, porque nuestras familias estaban acostumbradas a consumir lo que quedaba del almuerzo, completándolo con los clásicos fiambres alemanes que nunca faltaban en nuestra mesa.

En una transcomunicación con mi mamá, quise saber qué comíamos habitualmente por las noches y le pregunté:

– ¿Podés recordar qué había sobre la mesa?

Mi madre contestó:

-“Churrasco… nada, nada…”

Tal como ella lo afirmó, las carnes rojas no estaban al alcance de cualquiera en esa época, y mucho menos diariamente.

En cambio no faltaban: panceta y costillas de cerdo ahumadas, jamón crudo y cocido, queso de chancho, chorizos secos ahumados -del tipo conocido como salchicha húngara, larga, finita y bien condimentada- para comerlos en rodajas con pan bien crocante, y una importante variedad de fiambres típicos de la cocina alemana.

En el CD que acompaña mi libro “HOLA DON JOSÉ”, encontrarán muchas más transcomunicaciones testimoniales. 

 

 

TESTIMONIO DE UNA MADRE

 

“Oírla periódicamente me tranquiliza al punto de lograr una sonrisa y un cambio en mi estado de ánimo. Tengo contactos frecuentes con ella… las respuestas ante preguntas concretas son certeras. Ella, con su inconfundible voz y con claridad meridiana me respondió: “…Paz…Yo ahora en paz”. Esta respuesta por sí sola fue para mí una evidencia contundente de que la vida continúa”.

TESTIMONIO DE ALICIA M. SEGRE publicado en www.vidadespuesdelavida.com.ar – 14/04/2008

Soy Alicia, mamá de Laura Cristina.

Durante varios años de su vida, Laura sufrió depresión mayor y otras patologías relacionadas con esta cruel enfermedad.

Mi hija tenía una gran sensibilidad humana e inteligencia. Dotada de un gran poder de análisis, sentía que no tenía cabida en este mundo y no encontraba su lugar. No tenía paz en su vida. El 9 de julio de 2006, por su propia voluntad decidió partir a otro plano de existencia.

La vida me golpeó con el inmenso dolor de su pérdida física, del cual cuesta enormemente reponerse y salir adelante. El trance es devastador, por eso quiero que todos los que están en situaciones similares a la mía sepan que hay una luz de esperanza en el camino. La muerte no existe. Nuestros seres tan queridos “viven” en otra dimensión, acompañados por los seres de luz que los guían en paz y armonía en su evolución. Desde allí, su alma, su espíritu, su energía, se contacta con nosotros. Dios, con su inmenso amor, permite que ellos puedan manifestarse a través de señales o con sus propias palabras, en respuesta a nuestras lógicas preguntas de: ¿Cómo estás? ¿Estás bien? ¿Estás aquí? Mi hija siempre responde con amor y serenidad: “Estoy bien”, “Soy felíz”, “Juntas… estamos juntas”.

En mi caso particular, a los sesenta días de su partida física transcomuniqué por primera vez con Laura. Fue a las 5 ó 6 de la mañana. Me desperté repentinamente cuando tuve una señal de parte de ella. La oí claramente, ¿entre sueños?, que me decía “Es ahora mamá”. Presa de una gran ansiedad preparé mi grabador y realicé mi pregunta: “Hija querida, quiero saber como estás… si estás bien y en paz”. Ella, con su inconfundible voz y con claridad meridiana me respondió: “…Paz…Yo ahora en paz”. En el momento de producirse la grabación me pareció escuchar palabras. Al rebobinar y reproducir la cinta comprobé que era su misma voz y se entendían perfectamente sus palabras. Esta respuesta por sí sola fue para mí una evidencia contundente de que la vida continúa.

Desde entonces puedo seguir recorriendo el camino que me resta transitar en este mundo con la esperanza de reencontrarme con ella, en el momento que Dios lo disponga.

Oírla periódicamente me tranquiliza al punto de lograr una sonrisa y un cambio en mi estado de ánimo. Tengo contactos frecuentes con ella. Casi siempre quedan en mi grabador respuestas como:“Mami”, “Mamá”, “Ali”, “Madre”En otras oportunidades también me ha respondido “Soy Laura…Aquí estoy”Yo sé que es ella aunque no siempre se manifiesta con su propio timbre de voz, pero las respuestas ante preguntas concretas son certeras. Por ejemplo le pregunté: ¿Me podés decir tu nombre hija? y ella respondió: “Laura Cristina” (me dijo su nombre completo, aunque todos la llamaban Laura o Laurita y muchos, ni siquiera sabían de su segundo nombre).

Por este medio, quiero agradecer con toda mi alma al Grupo Argentino “Viaje Infinito hacia la Luz ”, especialmente a los pioneros de la Transcomunicación Instrumental en nuestro país, Noelia y Luis Mariani (amigos personales míos y de mi esposo desde hace casi 20 años), Amalia Ayala y Néstor Sanzón, que me enseñaron las técnicas de grabación y a todos los demás integrantes del grupo que me acompañan desinteresadamente con su comprensión y afecto durante las reuniones personales. Todos los primeros sábados de cada mes, llueva o truene, siempre están presentes con el mayor respeto y ética.

Gracias a todos. Alicia Mary Segré

Escuchar mensaje: 

Paz, yo ahora en paz

 

 

 

ESCUCHAR TRANSCOMUNICACIONES TESTIMONIALES

Testimonio 1:

          En octubre de 2007 viajamos a Chile con algunos integrantes del Grupo Argentino de la TCI para participar de un taller de intercambio de experiencias con colegas de ese país, que entonces estaban iniciándose en este apasionante tema de la Transcomunicación Instrumental.

 

          Veinte días antes hice contacto con mi madre,  Isabel, preguntándole si sabía a qué lugar viajaríamos pronto. Su respuesta sonó bastante extraña para mí en ese momento:

IGUAL VAN A IR A CHILE

(Las respuestas fueron repetidas por computadora cuatro veces para facilitar su comprensión).

          Esta premonitoria frase merece ser explicada. Desde el momento mismo de la organización del viaje por medio de una agencia de turismo de cierto prestigio comenzaron las dificultades. Las reservas hoteleras no estaban confirmadas, faltando pocos días para emprender nuestro viaje, según decían, porque no había lugar para todos en el mismo hotel (a pesar de haberlo convenido mucho tiempo antes con esta empresa), los pasajes aéreos llegaron a último momento con precios diferentes a los convenidos. Las promociones no eran las que nos habían prometido. En fin, se produjeron contratiempos de toda índole antes de la partida, que provocaron en nosotros un gran malestar.

          Pero esto no fue todo. El día de la salida seguimos sumando inconvenientes. Las ocho personas del Grupo Argentino de Transcomunicación Instrumental, junto a cientos de pasajeros más, nos vimos obligadas a deambular por el Aeropuerto Internacional de Ezeiza de Argentina durante más de cinco horas. El lugar era un caos, la línea aérea había cancelado varios vuelos, entre ellos el nuestro, y modificó los horarios de salida de otros. Nadie nos informó a qué hora sería la partida.

          Finalmente, después de tanta espera nos dijeron que podíamos embarcar. Durante los trámites en migraciones uno de los integrantes del Grupo no había advertido que su cédula del MERCOSUR estaba vencida, por lo que tuvo que pedirle a un familiar que fuera urgentemente a su domicilio para traer otro documento válido para emprender el viaje. Felizmente este familiar regresó muy pronto con la vieja libreta de enrolamiento del pasajero, justo a tiempo para embarcar. Por suerte, fue un vuelo sereno y agradable.

          Al arribar al Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez, de Santiago de Chile, otra vez nuestro compañero de la TCI fue demorado, ahora por los funcionarios locales. Ellos impugnaron el documento, porque la fotografía era muy vieja y no coincidía con la fisonomía actual del pasajero. ¡Claro!, habían pasado casi 50 años desde la emisión de la libreta de enrolamiento. Los funcionarios no entraban en razones, hasta que, después de consultar con sus superiores jerárquicos, le permitieron ingresar al país trasandino portando su antigua libreta.

 

 

 

          

          – Igual van a ir a Chile”, había dicho mi madre en la transcomunicación. Y así fue, a pesar de todos los inconvenientes sufridos, igual llegamos a Chile y lo pasamos muy bien en compañía de nuestros colegas del Grupo Chileno de Transcomunicación. ¡Cuánta razón tuvo mi mamá! ¡Igual fuimos a Chile!

______________________________________________________________________

Testimonio 2:

          Durante nuestras vacaciones en Mar Azul, una bonita playa de la provincia de Buenos Aires, en el verano de 2009, tuve una nueva confirmación de que mi papá siempre está en contacto directo conmigo, sea cual fuere el lugar del mundo donde yo me encuentre.

          Como lo hago habitualmente, en esta ocasión también le pregunté a don José si él me veía y, en tal caso, que me dijera cuál era el color de la remera que llevaba puesta en ese momento. Contestó sin dudarlo:

 

ES GRIS… ¡TODO!

¡Fue emocionante! El estaba allí, viéndome y  confirmando que no sólo mi remera era de color gris, sino también lo era el resto de mi vestimenta (zapatillas, medias y pantalón) cuando dijo: – “Todo”.

 

(Las respuestas fueron repetidas por computadora cuatro veces para facilitar su comprensión).

______________________________________________________________________

Testimonio 3:

          En una nueva transcomunicación, Alicia le preguntó a su hija Laura:

          – ¿Qué hacés en ese lugar donde estás?

          Y obtuvo una conmovedora, extensa y esperanzadora respuesta, probablemente, de uno o varios Seres de Luz, mientras se escucha un afinado coro de fondo:

LAURA_TIENE_EL_ANGEL_CANTA _CANTA LAURA

          Laurita, durante su paso por este mundo nunca tuvo acercamiento al canto o a la música. En cambio, en el mundo espiritual, es una de sus ocupaciones, según lo confirmó mi padre, en una de sus recientes transcomunicaciones. Cuando le pregunté si él la veía a Laura y si me podía confirmar si ella estaba en el coro.

          Mi padre respondió:

CANTA EN EL CORO_TRANQUILO. CANTA AQUI

          Don José confirmó que Laura cantaba en un coro del mundo espiritual.

_____________________________________________________________________

Testimonio 4:

Información publicada en el diario “La Nación” el 24-06-2012.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al leer esta breve información, recordé que mi madre, Isabel Reinhardt, había trabajado en la Fábrica Argentina de Alpargatas, siendo muy joven.

Por eso, quise saber si ella aún lo recordaba desde el     mundo espiritual. ¡Y lo recordó! Una vez más respondió certeramente cuando le pregunté el nombre de la empresa en la que había trabajado en su juventud. Y lo hizo,   anticipándose a mi comentario y pregunta, al iniciar la transcomunicación.

          

          Respondió:

ALPARGATAS

(Las respuestas fueron repetidas por computadora cuatro veces para facilitar su comprensión).

          Evidentemente sus recuerdos están intactos, pese a que dejó el plano de existencia terrenal el 4 de enero de 1986.

_______________________________________________________________________

INFORMACIÓN GENERAL / Datos de contacto

Estuvimos en “TRASNOCHE POP PARANORMAL”. Vea el video con las mejores transcomunicaciones instrumentales.

holisticafm

Ver vídeos de HOLISTICA FM:

https://www.youtube.com/watch?v=jRyirW61ow4

————————————————————————————————————————-

DSC00772

 

 

DCIM100MEDIAMETODO DE SONIA RINALDI (científica e investigadora brasilera con casi 30 años de experiencia).

FRATERLUZ - Sonia Rinaldi

encuentros con la luz lona

DSC00778

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comuníquese por mail a:

 

 

 

Elsa Dossetti:  Mail: elsa_dossetti@yahoo.com.ar

Ali Gagliano:  Mail: ali_gagli@hotmail.com

Marta L. Perez: Mail: barbicayetana@hotmail.com

 

___________________________________________________________________

foto JOSE CON PC libro electrónico

 

 

 

 

 

 

 

 

LIBRO ¡HOLA DON JOSÉ! DIÁLOGOS CON MI PADRE QUE VIVE EN EL MÁS ALLÁ

 

___________________________________________________________________

TRANSCOMUNICACIONES Y SEÑALES

La vida continúa en otra dimensión. Desde allí, nuestros seres queridos quieren y pueden enviarnos sus mensajes de voz o las diferentes señales que nos indicarán que siguen estando unidos a nosotros por los indisolubles lazos del amor.

Muchas veces se identifican por su nombre en sus transcomunicaciones y responden certeramente nuestras preguntas. Afirman que están felices y en paz recorriendo su camino de evolución hacia LA LUZ, tratando de ayudarnos a superar nuestro dolor por su partida física. Nos ven y saben perfectamente qué estamos haciendo y lo que ocurre a nuestro alrededor en el mundo terrenal. Recuerdan perfectamente nuestros nombres y apodos, las fechas de los cumpleaños o aniversarios, los acontecimientos históricos, políticos o familiares y todo lo que han aprendido en el mundo terrenal durante su paso por esta vida.

Sus voces quedan grabadas en los aparatos electrónicos (grabadoras, computadoras, teléfonos celulares y otros de uso corriente). Sus mensajes de voz son siempre amorosos y testimoniales. Nunca son agresivos ni utilizan palabras inapropiadas u ofensivas. Cuando no nos envían mensajes nos hacen notar su presencia espiritual mediante señales. Aparecen de la nada plumitas de ave, mariposas o cualquier otro elemento en un lugar cerrado y de difícil acceso desde el exterior. De pronto… encontramos fotografías o documentos en el lugar menos pensado o percibimos nítidamente el perfume preferido del ser que partió. Repentinamente se encienden o se apagan las luces o los aparatos electrónicos dejan de funcionar o se encienden automáticamente, sin que nadie accione su mecanismo. Suena el teléfono pero no es registrado ningún número ni nombre en el identificador de llamadas. Sin embargo, muchas veces también quedan grabados en el contestador telefónico sus esperanzadores, sintéticos y audibles mensajes, entremezclados con otros relacionados con nuestras actividades cotidianas.

___________________________________________________________________

Escuchar transcomunicaciones instrumentales:

PREGUNTA / INTRODUCCIÓN: 

José Neulist, autor y transcomunicador instrumental, le preguntó a su padre:

– “Viejito querido, quería preguntarte si estás bien… ¿qué hacés?.. si vos nos ves…”

RESPUESTA:

– “A TU LADO

______________________________________________________________________

PREGUNTA / INTRODUCCIÓN: 

En otra transcomunicación, José preguntó:

-“¿Vos me ves?”

RESPUESTA:

– “TE VEO

______________________________________________________________________

RESPUESTA:

– “YO, JOSÉ

COMENTARIO:

Don José dijo su nombre antes de responder la pregunta formulada por su hijo.

______________________________________________________________________

José le formuló una pregunta a su madre. 

RESPUESTA:

– “SOY MAMÁ

COMENTARIO:

Isabel se identificó antes de dar su respuesta.

______________________________________________________________________

PREGUNTA / INTRODUCCIÓN: 

– “¿Estás bien, papá?”

RESPUESTA:

– “EN PAZ

______________________________________________________________________

PREGUNTA / INTRODUCCIÓN: 

– “Al preguntarle sobre un delicado tema de trabajo, don José aconsejó:”

– “TENÉ PACIENCIA

______________________________________________________________________

PREGUNTA / INTRODUCCIÓN:

– “¿Sabés qué es lo que estamos haciendo Alicia y yo?”

RESPUESTA:

– “TOMAN MATE… A MI ME GUSTA EL MATE

COMENTARIO:

Como siempre, don José dio su certera respuesta y además, comentó que a él también le gustaba el mate. En su vida terrenal, mientras él trabajaba en su carpintería, Isabel, su mujer, le cebaba una buena cantidad de mates todas las tardes.

______________________________________________________________________

PREGUNTA / INTRODUCCIÓN: 

– “Te pido que me digas algo… lo que vos quieras.”

RESPUESTA:

– “JOSÉ… TE QUIERO MUCHO, HIJO

COMENTARIO:

Don José pudo haber dejado en el grabador cualquier otro mensaje pero, sin lugar a dudas, él sabía que su hijo José no estaba pasando por un buen momento, por lo que intentó calmarlo con sus cariñosas palabras.

______________________________________________________________________

PREGUNTA / INTRODUCCIÓN: 

– “El siguiente mensaje se grabó en el contestador telefónico, sin haber intentado realizar alguna transcomunicación”.

– “SOY MUY FELIZ

COMENTARIO:

Evidentemente, algún ser espiritual quiso dejar su testimonio informando que ahora era muy feliz en otro plano de existencia. Sus palabras quedaron registradas entremezcladas con las de un mensaje de índole comercial. Por el timbre de voz, pensamos que fue Laura, la hija de Alicia quien comunicó la aliviadora frase.

______________________________________________________________________ 

PREGUNTA / INTRODUCCIÓN: 

– “Alicia, la mamá de Laura, como lo hace habitualmente, intentó transcomunicar con ella. Hizo la invocación de rutina y dejó pasar un par de minutos para que su hija grabe algún mensaje. Al escuchar la grabación, se llevó una sorpresa mayúscula porque, de repente, comenzó a escucharse un afinado coro que surgió de la nada, cada vez con mayor volumen. A los pocos segundos de iniciada la grabación, “alguien”, seguramente algún maestro o guía de Laura, quiso llevarle tranquilidad a Alicia y grabó sobre un hermoso coro que se oía de fondo“.

RESPUESTA:

-“CORO_LAURA TIENE EL ANGEL_CANTACANTA LAURA”. 

COMENTARIO:

En su vida terrenal Laura nunca había practicado música ni canto. Sus maestros del mundo espiritual difundieron esta novedad a su madre. En otras transcomunicaciones posteriores, don José y la misma Laura, confirmaron que ella cantaba en el coro.

______________________________________________________________________

NOTA:

Algunas de las transcomunicaciones difundidas aquí fueron grabadas en el CD que acompaña al libro “¡HOLA DON JOSÉ!”. También se incluyen en este blog otros mensajes obtenidos con posterioridad a la fecha de edición del libro.

_______________________________________________________________________